Cáceres, La Vera

Sobre el mes de noviembre decidimos pasar unos días fuera de la ciudad, elegimos “La Vera, Cáceres”, como lugar de retiro. Entre todas las ofertas de alojamiento rural, nos llamó especialmente la atención Ecopangea, por su marcado carácter biosostenible y diferente al resto de opciones de la comarca. http://www.ecopangea.com/inicio, una finca enclavada en un entorno superlativo, con unas cabañas acogedoras, bio-construidas y decoradas con buen gusto. Sin ninguna duda, un lugar que invita al descanso y la relajación.

La finca en si misma es sorprendente, pero se convierte en excepcional al estar regentada por Yolanda y Juan Carlos. Nos trataron como si fuéramos amigos de hace tiempo y tuvimos la oportunidad de compartir con ellos unos cigarros, cena, risas, anécdotas y conversaciones de lo mas dispares. Chapó por ambos; tenían un sueño, lucharon y siguen luchando por darle vida.

Para ampliar: Pulsar Crtl + y Para reducir Crtl -

mapa-vera1200.jpg

Como entrantes nos decidimos, por una corta ruta de senderismo, que sale de la misma finca Ecopangea y llega al pueblo de Valverde de la vera. La ruta se hace cómoda y en tan sólo cuatro kilómetros, nos permite disfrutar de robles, madroños y alcornoques, al principio del recorrido pasamos por un puente romano que nos da la bienvenida. Una vez en el pueblo podéis perderos por sus callejuelas y tomar una cervecita fresca en cualquier bar de este pintoresco lugar.

De primer plato, optamos por la ruta de Carlos V*,  partiendo desde Jarandilla en dirección a Cuacos de Yuste, con un recorrido aproximado de 18 km ida y vuela, perfectamente señalizado y de dificultad Media/baja. Se trata de un cómodo sendero para disfrutar de la naturaleza de la Vera y de las maravillosas vistas a la sierra. Se pueden ver plantaciones de pimiento y tabaco, higueras, olivos, cerezos, y jaras. El recorrido atraviesa el pueblo de Aldeanueva de la Vera y en este último tramo, el sendero da paso al asfalto, picando en ligera pendiente hasta llegar al Cementerio de los Alemanes*, os recomiendo que lo visitéis antes de retomar la marcha hacia el Monasterio de Yuste http://es.wikipedia.org/wiki/Monasterio_de_Yuste, este se puede visitar, pero nosotros desestimamos esta opción y retornamos a Jarandilla, desandando nuestros pasos y dando por finalizada la ruta de Carlos V.

En definitiva, es un recorrido que bien merece la pena y seguro que disfrutaréis de la naturaleza, del sonido de  las gargantas de Jaranda, de la amabilidad de sus gentes y de su cómodo andar. Más info sobre la ruta: http://www.viajarporextremadura.com/cubic/ap/cubic.php/doc/Ruta-del-Emperador--de-Jarandilla-de-la-Vera-al-Monasterio-d-254.htm

Ruta de Carlos V: La actual ruta de Carlos V conmemora el viaje que realizó el emperador el día 3 de febrero de 1557, para llegar a su última morada, el Real Monasterio de Yuste, donde pasó los días hasta su muerte el 21 de septiembre de 1558.

El cementerio de los Alemanes: Cementerio militar localizado en las proximidades del Monasterio de Yuste, en el municipio de Cuacos de Yuste, provincia de Cáceres, España. En él están enterrados muchos de los soldados, aviadores y marinos alemanes de la Primera Guerra Mundial y Segunda Guerra Mundial que llegaron a las costas y tierras españolas debido a naufragios o al derribo de sus aviones.   Fuente: Wikipedia

Para ampliar: Pulsar Crtl + y Para reducir Crtl -

imag_1458_la_vera_ruta_del_emperador.jpg

De segundo plato, decidimos realizar una visita a Plasencia, esta nos recibió con lluvia y no tuvimos mas remedio que sucumbir y echarnos una siesta en el coche. Cuando despertamos la lluvia se había ido y el sol aparecía tímidamente entre las nubes, permitiéndonos disfrutar de nuestra visita a esta ciudad, la bien llamada, Perla del Valle, con un marcado carácter monumental e histórico.

Plasencia me sorprendió gratamente, como suele pasar cuando no te esperas gran cosa y luego la realidad te pega un tortazo en la cara. Os dejo un enlace donde podéis encontrar más información: http://www.plasencia.es/web/index.php?option=com_content&view=article&id=3

Para el postre decidimos deleitarnos con un descanso dulce en nuestra cabaña Tierra, encender la estufa y dedicar el tiempo a saborearlo.

Os recomiendo pasar unos días en la comarca de la Vera, es una zona con una naturaleza esplendorosa, con multitud de rutas de senderismo y opciones para descansar y recargar pilas. La amabilidad de sus gentes, sus pintorescos pueblos, su gastronomía y su oferta cultural hacen de esta comarca una escapada imprescindible para todos aquellos amantes de la naturaleza.

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos